Home 2
 
 

La vacuna intranasal contra la gripe puede ser efectiva frente al estreptococo A

La vacuna intranasal contra la gripe puede ser efectiva frente al estreptococo A

En 2013, Inglaterra puso en marcha un estudio piloto para analizar la eficacia de la vacuna intranasal frente a la gripe. Ahora, una nueva investigación de la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido (UKHSA por sus siglas en inglés) ha tomado los datos obtenidos hasta 2017, centrando la atención en los referentes al número de infecciones por estreptococo del grupo A. 

Los resultados han sido esclarecedores y hablan de una reducción significativa de la incidencia de estreptococo en zonas con una mayor cantidad de escolares inmunizados con la intranasal

El Dr. Ignacio Salamanca, coordinador de la Unidad de Investigación de Grupo IHP, ha afirmado que “estos estudios refuerzan la importancia de vacunar a los niños contra el virus de la gripe y demuestran la efectividad de la vacuna intranasal para protegerlos, no sólo de este germen, sino de los causantes de otras infecciones, como el caso de la bacteria estreptococo A”.

Grupo IHP cumple diez años desde que puso a disposición de los niños esta antigripal, convirtiéndose así en precursor en España a la hora de inocular de esta forma a la población infantil.

La vacuna intranasal de la gripe es una medida de inmunización eficaz y segura que se aplica a menores a partir de los dos años. Al tratarse de un aerosol nasal, esta vía de vacunación es indolora y evita los molestos pinchazos. A día de hoy el grupo pediátrico andaluz sigue con la campaña para vacunar frente a la gripe, ofreciendo la intranasal a los niños que cumplan la edad y hasta los 18 años y la inyección tradicional al resto de la población.

Ante el aumento de casos de estreptococo en Andalucía, los especialistas de Grupo IHP recomiendan la vacunación frente a la gripe y aplicar medidas de prevención conocidas, como una correcta higiene de manos y el uso de mascarilla en lugares concurridos y poco ventilados. Asimismo, nuestros expertos recuerdan que no hay motivo de alarma al tratarse de una bacteria común que en la mayoría de los casos no provoca infecciones graves. 

 

 

ESCRÍBENOS