Home 2
 
 

Grupo IHP participa en el ensayo clínico mundial de la vacuna de Pfizer frente a la Covid-19 en niños

Grupo IHP participa en el ensayo clínico mundial de la vacuna de Pfizer frente a la Covid-19 en niños
El Dr. Salamanca con participantes en ensayos clínicos.

Grupo IHP forma parte de la red de en torno a 80 centros de todo el mundo participantes en el ensayo clínico de la vacuna de Pfizer en niños frente a la Covid-19.

Tras la aprobación, en los últimos días, por parte de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) comienza este estudio que se desarrollará en tres grupos de edad, de 2 a 5 años, de 5 a 11 y de 12 a 18 años.

Tal y como ha explicado el doctor Ignacio Salamanca de la Cueva, coordinador de la Unidad de Investigación del centro pediátrico andaluz, este ensayo clínico persigue contribuir a contener la propagación del virus así como proteger a los menores de edad frente a esta enfermedad. 

Asimismo, el doctor Salamanca de la Cueva ha destacado que Grupo IHP también va a participar en el estudio de la vacuna Pfizer en mujeres embarazadas, un grupo poblacional en el que el centro pediátrico andaluz tiene experiencia ya que lleva años investigando, junto con el equipo de Ginecología del Instituto Sevillano de la Mujer (ISM), sobre vacunación durante el embarazo, como las vacunas frente a la tosferina o al virus respiratorio sincitial, en la que se está trabajando actualmente.

“Nuestro futuro es ampliar el desarrollo de la investigación en la protección a aquellos que acompañan a nuestros niños a consulta, que son padres y los abuelos”, ha asegurado el coordinador de la Unidad de Investigación, quien ha subrayado que el objetivo de Grupo IHP para este año es participar, también, en estudios de adultos.

Más de una década dedicada a la investigación

Grupo IHP lleva más de una década desarrollando su actividad investigadora. Una apuesta impulsada en el año 2005 por el doctor Alfonso Carmona Martínez, fundador y director médico del grupo pediátrico, que lo convierte en uno de los primeros centros médicos de España en participar en investigación en vacunas.

En 2010 se constituyó la Unidad de Investigación de Grupo IHP, que ha ido creciendo en los últimos años hasta alcanzar una red de 16 investigadores, cuatro enfermeros y tres administrativos. 

En todo este tiempo, Grupo IHP ha participado en 50 ensayos de vacunas, con la colaboración de más de 6.000 niños, siendo uno de los centros que más reclutamiento para ensayos clínicos ha tenido del mundo. Precisamente, los pacientes del grupo pediátrico andaluz son la base del éxito de su Unidad de Investigación, tal y como ha señalado el Dr. Salamanca de la Cueva, ya que “nuestras claves de desarrollo han sido la exigencia en la calidad, el rigor científico, el seguimiento de los procedimientos, pero sobre todo, la confianza que han tenido nuestros pacientes a la hora de participar”.

En este sentido, el especialista de Grupo IHP ha destacado “altruismo de nuestros pacientes” que “no solo participan para tener un beneficio de los ensayos clínicos, sino también siempre pensando en que esto va a suponer un progreso y un beneficio de cara al futuro para otros niños”. 

Según el Dr. Salamanca, el centro pediátrico andaluz ha participado en ensayos clínicos de todas las vacunas que se administran a los niños en España. “Hemos ayudado a desarrollar vacunas nuevas contra enfermedades para las que no teníamos prevención y ahora sí, como el VPH, el Meningococo B o el Neumococo”, ha explicado el especialista de Grupo IHP, quien ha destacado que “la investigación es una parte importante del conocimiento de las vacunas que recomendamos” ya que “como herramienta preventiva la vacunación es la más eficaz contra enfermedades inmunoprevenibles”. 

Por último, el coordinador de la Unidad de Investigación ha apuntado que, “como recomendadores de vacunas para nuestros pacientes para que estén protegidos, participar en ensayos clínicos nos da la oportunidad de conocer las vacunas previamente años antes de su comercialización y de conocer mejor vacunas que ya existen”, contribuyendo a probar la seguridad de la coadministración de vacunas. “Una vacuna sólo se puede poner con otra si ha habido ensayos clínicos que demuestran que no solo se tolera bien, sino que no hay interferencias entre unas y otras y ese foco de edad pediátrica es fundamental”, ha concluido.

 

ESCRÍBENOS