AMPLIACIÓN DE
HORARIOS Y CONSULTAS
Cita Online
 

NOTICIAS IHP

Jueves, 14 de Mayo de 2020
 

La Asociación Española de Pediatría publica una serie de propuestas para la apertura gradual de centros escolares

La AEP lanza un documento en el que se explica detalladamente, y por edades, las medidas que se deberían adoptar, y recuerda, asimismo, que hay que asumir que los niños son vectores de contagio.

La Asociación Española de Pediatría publica una serie de propuestas para la apertura gradual de centros escolares

La Asociación Española de Pediatría (AEP) ha publicado una serie de propuestas relacionadas con la apertura gradual de los centros escolares tras el cierre de estos provocado por la pandemia de la COVID-19. Por ese motivo, ha explicado que es importante prever adecuadamente cómo y en qué condiciones debe producirse la vuelta a los colegios y qué medidas son necesarias desde una visión de salud pública para garantizar la seguridad de los menores y minimizar el riesgo de transmisión.

Asimismo, la AEP ha recalcado que será competencia de las entidades educadoras definir el contenido y metodología educativa que deben ser aplicadas una vez se produzca esta “vuelta al cole”.


Del mismo modo, la asociación recuerda que "debemos asumir que los niños son contagiosos, y posibles fuentes de reintroducción de la transmisión a otras poblaciones vulnerables, y de ahí la importancia de minimizar este riesgo en los centros educativos donde habitualmente se concentran una alta densidad de personas".
 

Clasificación de las recomendaciones por edad
La Asociación Española de Pediatría publica una serie de propuestas para la apertura gradual de centros escolares

 

  • Educación infantil (0-6 años) Guarderías (0-3)-Escuelas infantiles (3-6): áreas de máximo riesgo por la enorme dificultad de cumplir las medidas de aislamiento. La recomendación general es que no se incorporen a las escuelas infantiles, en la medida de lo posible, hasta el control total de la epidemia.

 

 

  • Educación primaria (6-12 años): es necesario desarrollar una normativa muy estricta para los colegios, siendo este grupo los más dependientes de los servicios de la escuela. Como norma general, se recomienda flexibilizar el horario de entrada y salida, y reducir el tiempo presencial en la medida de lo posible, establecer horarios por turnos y combinar períodos de actividad académica presencial con la no presencial.

 

  • Educación secundaria (12 a 16): se estima que, en este periodo, el nivel de riesgo de contagio puede ser más bajo porque el alumnado ya habrá aprendido la responsabilidad de las medidas de distanciamiento, higiene y protección, pero deberán de reforzarse. La distribución de alumnos, horarios partidos y clases presenciales debe ser similar a la Educación Primaria, pero priorizando como presenciales las materias más esenciales y considerando en este periodo muy importante incluir la jornada educativa alternativa en domicilio, de mañana o tarde, para trabajo online. Es necesario considerar que los menores de 14 años no pueden permanecer solos en el domicilio y habrá que prever un acompañamiento de padres/adultos, adecuando también su jornada laboral, o incluso con profesores desplazados a domicilios para grupos reducidos de varios alumnos y, como en la etapa anterior, organizar parte del horario escolar a desarrollar en actividades lúdicas que puedan asumir desde la Comunidad (museos, bibliotecas, ayuntamientos…). La mezcla prevista de contenido presencial con contenido online debe organizarse de forma adecuada para no incidir en las inequidades actuales en relación al nivel socioeconómico, sobre todo si se considera la ya existente brecha digital. En ocasiones, los apoyos adicionales deberán particularizarse en situaciones de especial carencia social para un soporte añadido de recursos.

 
Recomendaciones básicas propuestas por la OMS para centros educativos:

  • Uso de mascarillas
  • Ventilación y limpieza de las aulas
  • Medidas de distanciamiento y lavado de manos
Puedes descargar el documento íntegro aquí.  (185Kb)