AMPLIACIÓN DE
HORARIOS Y CONSULTAS AMPLIACIÓN DE HORARIOS Y CONSULTAS
Cita Online Cita Online
 

Psicología forense

¿Qué es la psicología forense?

La psicología forense es la rama de la psicología que se encarga de asesorar a los jueces y tribunales en los procesos judiciales.

El psicólogo forense actúa como perito dentro de un procedimiento judicial, y su trabajo de evaluación se traslada a un informe pericial psicológico que podrá ser considerado como prueba dentro del procedimiento, aunque su dictamen no tiene por qué ser vinculante en las decisiones judiciales.

¿En qué casos se emplea la psicología forense en el ámbito infantil?

Psicología forense

En el ámbito infantil, se emplea en procedimientos de divorcio o separación de cónyuges con hijos en los que se debe estudiar al conjunto familiar para medir qué recursos presenta cada persona evaluada y cuáles son las más beneficiosas para los hijos menores de edad (competencia parental, idoneidad parental, entre otros).

Además, se utiliza en casos de adopciones, acogimiento familiar e impugnación de tutela en los que es preciso realizar un estudio a aquellos adultos interesados. 

Asimismo, se evalúan los casos en los que los menores pueden estar inmersos en situaciones traumáticas, como maltrato físico o psicológico dentro del ámbito familiar y escolar, entre otros.

¿Cómo sé si debo acudir a un psicólogo forense?

En el momento en el que exista un conflicto intraparental en el que se requiera asistencia jurídica y se convierta en un procedimiento judicial, los menores de edad van a vivir una situación delicada que si no se maneja de manera adecuada, tendrá consecuencias negativas en los niños. Para evitarlo, es fundamental ponerse en manos de un psicólogo infantil y, en su caso, de un psicólogo forense.

Por su parte, en el caso que un adulto detecte en algún niño indicios claros físicos como cambios de peso excesivo, lesiones físicas, o cambios significativos en su personalidad como retraimiento, conducta irascible o agresiva, llanto sin causa aparente, retrocesos en su desarrollo evolutivo u otras conductas inadecuadas para su edad, es preciso que este menor sea valorado por un psicólogo infantil y en caso de detectar algún conflicto que pueda ser judicializado, debería ponerse en contacto con su abogado y con un psicólogo forense para que dé una respuesta lo más inmediata posible a la situación experimentada por el menor de edad.

¿Cómo trabaja un psicólogo forense en Grupo IHP?

En Grupo IHP recibimos a pacientes derivados a través de nuestros propios profesionales que hayan detectado algún indicio de que el menor está sufriendo una situación de estrés relevante, así como a petición de los propios pacientes que precisan de un estudio psicológico forense.

Una vez recibida la solicitud, citamos a los interesados junto con su representante legal si es necesario y realizamos una primera valoración del caso. Estudiamos la documentación y realizamos un asesoramiento u orientamos sobre los siguientes pasos a seguir.

Realizamos un estudio forense y un análisis exhaustivo del caso. Tras la valoración de los resultados, se realiza una entrevista con los interesados y se establece una estrategia de actuación. En el caso de que los resultados sean favorables para el procedimiento judicial, se les entrega un informe pericial psicológico. 

Finalmente, en el caso de que el informe pericial haya sido aceptado en el procedimiento y así lo considere oportuno el cliente o el Tribunal en su caso, el profesional acudirá a la vista señalada para ratificar su informe pericial psicológico en el juicio oral.

 

Solicite más información