Información sobre el Citomegalovirus Participa en el ensayo clínico de Grupo IHP
Cita Online Cita Online
Blog IHP

blog

 
Consejos
Viernes, 27 de Mayo de 2022
 

Mi hijo es celíaco, ¿y ahora qué? Cinco consejos para padres con pequeños con celiaquía

 
Redacción
 

Expertos de Grupo IHP insisten en la fácil vida que puede tener un paciente celiaco siempre que se visibilice y se informe sobre esta enfermedad.

Mi hijo es celíaco, ¿y ahora qué? Cinco consejos para padres con pequeños con celiaquía

El 75% de las personas afectadas por celiaquía no están diagnosticadas porque se les asigna otra patología. Sin embargo, esta dolencia es bastante más común en nuestro entorno de lo que pensamos, pero ¿qué es? El Dr. Alfonso Rodríguez Herrera, coordinador del Área de Digestivo de Grupo IHP, describe la enfermedad celíaca como una patología autoinmune, desencadenada en personas con predisposición genética cuando consumen alimentos que contienen gluten. "La celiaquía es una afección generalizada que afecta al sistema digestivo, pero también tiene efectos en la fertilidad, anemia e, incluso, problemas de equilibrio", explica el experto. 
 
Las consecuencias iniciales y más visibles de esta inmunodeficiencia son dolor de barriga, fatiga, vómitos, diarrea, pérdida de peso e incluso problemas de crecimiento. Además, en casos muy avanzados, puede desarrollar otras enfermedades graves
 
Si descubrimos algunos de estos síntomas en nuestros hijos, debemos acudir a consulta. En este sentido, cabe destacar que en Grupo IHP existe un área especializada donde se realizan pruebas diagnósticas con las que los profesionales pueden comprobar si los niños padecen o no esta enfermedad. Asimismo, al ser una enfermedad autoinmune, es muy recomendable realizar los análisis si ya hay familiares con esta dolencia no contagiosa.

Mi hijo es celíaco, ¿y ahora qué? Cinco consejos para padres con pequeños con celiaquía

A priori, que nuestro pequeño padezca celiaquía no debiera afectar a su día a día, pero para evitar accidentes aquí nuestros especialistas destacan las 5 normas que siempre debemos tener en cuenta:

  1. Mucho ojo con los alimentos: Todos los productos que ofrezcamos  deben ser aptos para celíacos o que tengan un etiquetado que claramente indique que no contienen gluten. En caso de duda, mejor no ofrecerlos para no ocasionar problemas de salud.
  2. Especial cuidado en la cocina: A la hora de manipular la comida con gluten debemos tener mucho cuidado con los cubiertos, pues la contaminación cruzada puede ocurrir en superficies, utensilios e, incluso,  con el aceite que haya estado en contacto con alimentos con gluten.
  3. Lavarse las manos: Se trata de un gesto fácil y que debemos realizar a conciencia para eliminar las trazas de esta molécula de la piel. En la mesa donde vayamos a comer se deben mantener los productos que contengan gluten alejados de los platos de las personas celíacas.
  4. Al comer fuera de casa, preguntar: Antes de acudir a un restaurante, tenemos que informarnos si en el estableciemiento cuentan con alimentos sin gluten y si siguen las medidas adecuadas para su manipulación. Muchas cartas traen iconos para las diversas alergias alimentarias que existen.
  5. Visibilizar el problema de tus pequeños: No se quieren sentir diferentes, se quieren sentir vistos. Por encima de todo, la celiaquía es una enfermedad con la que se puede tener una vida totalmente normal. Que un poco de gluten no les quite la sonrisa.