AMPLIACIÓN DE
HORARIOS Y CONSULTAS
Cita Online

blog

 
Salud
Jueves, 20 de Febrero de 2020
 

«Los niños con TDAH también pueden tener dificultades con la baja autoestima, las relaciones y el bajo rendimiento escolar»

 
Redacción
 

El Dr. Miguel Rufo, especialista en pediatría y neurología en Grupo IHP, nos explica algunos de los síntomas que nos alertan de este trastorno, como la falta de atención, la hiperactividad y un comportamiento impulsivo.

«Los niños con TDAH también pueden tener dificultades con la baja autoestima, las relaciones y el bajo rendimiento escolar»

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) es una afección crónica que sufren millones de niños y que, a menudo, sigue afectándoles en su edad adulta. Su importancia viene dada especialmente por su alta prevalencia, ya que afecta al 2-12% de la población pediátrica mundial. El trastorno se origina debido a una serie de problemas que persisten como la hiperactividad, comportamientos impulsivos y dificultades para mantener la atención. 

 

¿A partir de qué edad suelen aparecer los primeros síntomas?

Generalmente, comienzan antes de los 12 años y, en algunos niños, se notan a partir de los 3 años. Estos pueden ser leves, moderados o graves, y pueden continuar hasta que sean adultos. 

 

¿Cuántos tipos de TDAH existen?

  • Falta de atención predominante: no es capaz de prestar atención a los detalles o comete errores por descuido en los trabajos escolares; le cuesta permanecer concentrado en tareas o juegos; parece no escuchar, incluso cuando se le habla directamente; tiene problemas para organizar tareas, se distrae con facilidad, etc. Otras dificultades que se suman son la baja autoestima, relaciones problemáticas y bajo rendimiento escolar.
  • Conducta hiperactiva/impulsiva predominante: está inquieto o da golpecitos con las manos o los pies, se mueve en el asiento; le cuesta permanecer sentado; habla demasiado; da respuestas apresuradas o interrumpe conversaciones; tiene dificultades para esperar su turno, etc.
  • Combinado: mezcla de síntomas de falta de atención y síntomas de hiperactividad/impulsividad.

 

¿Cuándo es recomendable llevar a mi hijo al especialista?

Si nuestro hijo muestra algunos de los signos que hemos descrito, lo mejor es consultar con su pediatra para que este derive, a su vez, al especialista, en este caso, a un psicólogo, psiquiatra o neurólogo pediátrico. Sin embargo, lo más importante es que se realice primeramente una prueba diagnóstica para detectar otras posibles causas de las dificultades de tu pequeño.

En Grupo IHP contamos con la técnica especial Aula Nesplora que mide el TDAH en formatos avanzados, basados en realidad virtual. Calibra en menos de 20 minutos la atención, la impulsividad, la velocidad de procesamiento, la tendencia a la distracción y la actividad motora del niño, de una forma totalmente innovadora y ecológica, simulando una clase escolar viva y orgánica.

¿Cómo suele afectar este trastorno a la conducta de estos niños en la edad adulta?

Depende de cada caso, pero si no se corrige puede llegar hasta que llegue a la vejez. Aunque el tratamiento no cura el TDAH, puede ayudar mucho con los síntomas. Este involucra medicamentos e intervenciones conductuales. El diagnóstico y tratamiento tempranos pueden hacer una gran diferencia en el resultado.