Cita Online Cita Online
Blog IHP

blog

 
Consejos
Jueves, 12 de Agosto de 2021
 

Cinco consejos para una buena alimentación de tu hijo en verano

 
Redacción
 

Especialistas de Grupo IHP insisten en la importancia de cuidar la alimentación de los más pequeños en verano ante el cambio de rutina y el mayor consumo de energía.

Cinco consejos para una buena alimentación de tu hijo en verano

En verano, con las vacaciones escolares, los niños tienen más tiempo libre. En estos meses, los más calurosos del año, pasan más tiempo en la calle. Los juegos y las actividades de ocio marcan sus días y este gasto de energía, sumado a las altas temperaturas, hacen que sea fundamental una buena alimentación.

Así lo destacan las especialistas en Nutrición de Grupo IHP, María Rodríguez Lazo y Rocío Galván Banqueri, que nos ofrecen una serie de recomendaciones para cuidar la alimentación de nuestros #GrandesPequeños durante este periodo de vacaciones:

  1. La hidratación es fundamental: Es muy importante que los pequeños beban mucha agua y coman alimentos ricos en ella como la sandía, el pepino o el gazpacho, para mantenerse bien hidratados. Si les cuesta trabajo beber agua, podemos añadir cubitos de hielo, rodajas de naranja, limón, menta o hierbabuena para darle sabor. También podemos sustituir el agua por refrescos saludables.
  2. Hay que comer fruta:  Lo recomendable es consumir al menos dos o tres piezas de fruta al día. Podemos dárselo a los niños en helados o polos caseros, en batidos de frutas y granizadas.
  3. Verduras y legumbres también en verano: Debemos incluirlas en almuerzos y cenas. En el caso de las legumbres, podemos dársela a los niños empleando recetas más refrescantes que los guisos, como el hummus, en ensaladas o aliños.
  4. Los snacks saludables son una buena opción: Los encurtidos, altramuces, fruta cortada, o frutos secos son una buena forma de combinar el ocio de un día en la playa o en la piscina sin dejar de lado los buenos hábitos alimenticios. 
  5. Los bocadillos también pueden ser saludables: Podemos utilizar pan integral y rellenos saludables como lechuga y tomate.  

Además, María Rodríguez Lazo recomienda complementar una alimentación sana con ejercicio físico para mantenerse activo. Podemos aprovechar el verano para practicar deportes acuáticos, como el paddle surf, la natación o el surf, ya que es una forma de que nuestros pequeños se diviertan a la vez que se refrescan.